buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico
Ética, Política y Mancomunidad de la Comarca de Pamplona
Jueves, 11 de Febrero de 2016
<< Volver
Ética, Política y Mancomunidad de la Comarca de Pamplona


La política no puede tomarse como una práctica de ir a ganar a costa de los principios éticos. Más aún cuando se han alcanzado posiciones, o poder de gestión, gracias al consenso entre diferentes, entre los que se ha acordado un programa de mínimos.

En la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP-IM) tenemos desde hace años un problema enquistado, Existe una llamada Sociedad Anónima (SCPSA) que engloba a la mayor parte de los trabajadores de la Mancomunidad, financiada con fondos públicos, pero que funciona con las flexibilidades de una empresa privada. Puede contratar trabajadores y servicios con otras empresas con más libertad que un ayuntamiento u otras instituciones públicas, puede fijar retribuciones al margen de los niveles del funcionariado normal, nombrar a dedo a quienes ocupan uno u otro cargo, crear puestos de trabajo de carácter virtual y honorífico con sueldos superiores a 80.000 euros anuales, disfrutar de un plan de pensiones privado muy cuestionable...financiado en gran parte por las tasas del agua y basura que todas y todos pagamos, etc., etc. Y todo ello dentro de un sistema consolidado falto de transparencia y de voluntad de ser cambiado en los largos años de gobiernos de UPN/PSN/Independientes. Con poco más de 460 trabajadores tiene 72 puestos a dedo o por libre designación, es decir una “jefatura” por cada 6 trabajadores.

Uno de los principales acuerdos que tomamos las fuerzas del cambio para la gestión de MCP/SCPSA fue la de recuperar el control público de todo ese entramado, adoptando por tanto criterios funcionariales de entrada y salida de los trabajadores, de escalas de retribuciones, criterios democráticos y transparentes de elección de cargos, etc..

Sin embargo ya nos hemos encontrado con decisiones unilaterales de la presidencia y su equipo que no concuerdan con ese programa. La más importante de ellas el nombramiento del Gerente, de forma nada transparente entre las personas de plantilla y con un sueldo que supera los 85.000 euros anuales. ¿Razones? Primar el nombramiento de alguien de la “casa” y por tanto tener que retribuirle por encima de su ya desorbitada retribución actual. U otras más incomprensibles que priman la situación heredada porque lo que “la gente realmente quiere es que los grifos sigan dando agua al abrirlos” y “se sigan recogiendo las basuras”, sin que las fuerzas del cambio provoquemos “estampidas”.

No puede ser que una empresa pública, financiada con nuestros impuestos, disponga de sueldos de privilegio en una sociedad navarra con más de 90.000 personas en situación de pobreza o pobreza extrema. Es un ataque frontal a los derechos humanos inadmisible desde nuestra ética política. 

El programa acordado por EHBildu, Podemos, Aranzadi, IE y Oltzako Herria contiene medidas concretas y avanzadas en materia de agua, residuos y transporte público. Medidas que requieren tomas de decisiones valientes, decididas y consensuadas.


arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no