buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: Pamplona
Acuerdo programático del cambio en Pamplona
Viernes, 19 de Junio de 2015
<< Volver
Acuerdo programático del cambio en Pamplona
>> Bases para el nuevo
Gobierno Municipal de cambio

PREÁMBULO

(Este preámbulo es parte del texto acordado para el discurso de investidura del Alcalde, como compromiso de la persona que va a ostentar la alcaldía, y se incorpora a estas Bases a modo de preámbulo). 

Nuestra Ciudad, afortunadamente, es diversa, plural, rica. Tanto en orígenes, como en idiomas o culturas, religiones, adhesiones políticas o identidades nacionales. Por esa razón, este nuevo Alcalde lo será del conjunto de la ciudadanía a la que representa, asumiendo la pluralidad como un valor a preservar y respetar. Este no es un momento para la revancha, es un momento para unir a la Ciudad en un marco de trabajo común, reivindicando que el reconocimiento y respeto mutuo debe ser esa base sólida donde cimentar la convivencia.

En ese sentido, yo en tanto que Alcalde o persona en quien delegue, tomarè parte en los actos protocolarios propios del Ayuntamiento y en aquellos otros a los que quiera comprometerse el gobierno municipal, respetando y conjugando los diferentes sentimientos y tradiciones de Pamplona-Iruña con una visión necesariamente laica de las instituciones.

Siendo como es uno de los compromisos fundamentales del gobierno del cambio la apuesta por crear un marco real de convivencia, desde esta Alcaldía asumiré, en primera persona y como máximo representante de la Ciudad, el trabajo por la paz con el objetivo de alcanzar ese espacio de convivencia basado en el respeto a todas las personas, sus ideas y sus proyectos. 

Realizaré un especial esfuerzo en relación con todas las víctimas y con su derecho a la memoria, la justicia y la reparación. A este respecto, el gobierno al que represento asume el compromiso expreso de desarrollar acciones concretas en esta materia, a partir de la constitución, antes de finalizar el año, de una Comisión Permanente por la Paz y la Convivencia. Esta comisión servirá, asimismo, de marco para promover la reflexión conjunta sobre el pasado, y, desde la pluralidad de relatos, llegar a una base común fundamentada en el fomento de la autocrítica, la asunción de responsabilidades y la apuesta inequívoca por el respeto de todos los derechos humanos. También se abordará otras cuestiones tales como la simbología o la laicidad.

Tengo un compromiso firme y decidido en la defensa de todos los derechos humanos, tanto los de carácter civil, como social o económico, medioambiental o político, con independencia de la situación administrativa de las personas. Tanto individuales como colectivos. A este respecto, en la medida en que la Alcaldía es la representación institucional del conjunto de la ciudadanía y cuenta con el respaldo de partidos, coaliciones y candidaturas con culturas políticas distintas, asumiré el rechazo y la condena de cualquier violación de los derechos humanos.  

En consecuencia con todo lo anterior, como señal inequívoca del nuevo tiempo que se abre en esta Ciudad, dando un giro de 180 grados a lo vivido en estos últimos años, esta Alcaldía tendrá siempre sus puertas abiertas a toda la ciudadanía sin distinción de ningún tipo, impulsará la cultura del respeto y del entendimiento y buscará de manera incansable la concordia entre todas la personas que la componen.


1.Transparencia, honestidad y participación

El gobierno municipal del cambio va a actuar siempre con honestidad, transparencia, imparcialidad y responsabilidad con los fondos públicos. Este gobierno municipal será riguroso en este aspecto e impulsará la participación de la ciudadanía en la preparación, debate y aprobación de los presupuestos y las cuentas municipales. Combatiremos con fuerza la corrupción que tanto daño ha hecho al ejercicio de la responsabilidad política y que ha sumido a miles de personas en el escepticismo y la desconfianza hacia quienes hemos de asumir esta labor.
 
Otra forma de gobernar implica incorporar la participación ciudadana en la tarea habitual del gobierno. Crear un espacio de gestión compartido con movimientos sociales y ciudadanía en general. Construiremos un Observatorio Ciudadano que se configurará como una ventana abierta a todos los datos y expedientes municipales.

Uno de los compromisos concretos será el de elaborar un diagnóstico que analice y refleje el estado de la deuda, las privatizaciones o el patrimonio inmueble actual del Ayuntamiento que será objeto de descargo ante la ciudadanía de forma directa y abierta antes de finales de año.

En el funcionamiento ordinario de la administración municipal se tendrá muy en cuenta la opinión y la experiencia de las personas que conforman la plantilla del Ayuntamiento, conformando un modelo transversal de administración.

Este gobierno se compromete a realizar una reducción de salarios en relación con el alcalde y los concejales delegados, así como a mantener una disponibilidad permanente para rendir cuentas ante la ciudadanía. 



2.Emergencia social y rescate ciudadano

La crisis no solamente ha llevado a miles de personas y familias a la pobreza y la exclusión social sino que también han sido despojadas de su propia dignidad. Este Gobierno asumirá como uno de sus retos más importantes y prioritarios el de devolverles esa dignidad. Con el compromiso de que el acceso a la protección social básica sea una realidad, con especial incidencia en los derechos de acceso a la vivienda, el suministro energético, la alimentación y a una renta mínima. También realizará los esfuerzos necesarios con el objetivo de alcanzar una ciudad solidaria y sin desigualdades sociales.

Este gobierno municipal cree que a quien hay que rescatar es a la ciudadanía. Muchas personas han pasado a engrosar las filas del paro y la precariedad social. La justicia social y la igualdad de oportunidades serán objetivos irrenunciables de este gobierno municipal, que pondrá los medios disponibles a su alcance para lograrlo. 

Este gobierno municipal asume un compromiso real con las personas más golpeadas por la crisis, en particular con relación a derechos básicos como la vivienda, el suministro energético, la alimentación y una renta mínima.

Si fuera necesario, la institución municipal se compromete a adoptar medidas que puedan resultar complementarias al marco legal vigente. Esta insitución municipal velará por que se garantice la cobertura de estos derechos, y podrá compartir ámbitos de gestión con la sociedad civil organizada. 


3.Paz, memoria y compromiso

Este Gobierno tendrá como uno de los ejes prioritarios el trabajo por la paz con el objetivo de alcanzar ese espacio de convivencia basado en el respeto a todas las personas, sus ideas y sus proyectos. Un compromiso firme y decidido en la defensa de todos los derechos humanos, tanto los de carácter civil, como social o económico, medioambiental o político. Tanto individuales como colectivos. Y con rechazo expreso e inequívoco a cualquier vulneración de los mismos.

Se realizará un especial esfuerzo en relación con todas las víctimas y con su derecho a la memoria, la justicia y la reparación. A este respecto, este Gobierno asume el compromiso expreso de desarrollar acciones concretas en esta materia, a partir de la constitución, antes de finalizar el año, de una Comisión Permanente por la Paz y la Convivencia. Esta comisión servirá, asimismo, de marco para promover la reflexión conjunta sobre el pasado, y, desde la pluralidad de relatos, llegar a una base común fundamentada en el fomento de la autocrítica, la asunción de responsabilidades y la apuesta inequívoca por el respeto de todos los derechos humanos. También incluirá entre sus trabajos temas como el de la simbología o la laicidad.


4.Diversidad, libertad y respeto

Nuestra Ciudad, afortunadamente, es diversa, plural, rica. Tanto en orígenes, como en idiomas o culturas, religiones o adhesiones políticas. Por esa razón, el nuevo Gobierno lo será del conjunto de la ciudadanía a la que representa, asumiendo la pluralidad como un valor a preservar y respetar huyendo del sectarismo y la exclusión, y respetando todos los derechos de todas las personas, con independencia de la situación administrativa en la que se encuentren. 

Este es un gobierno laico y eso tendrá su traslado a la institución municipal que representa-
mos con el debido respeto y consideración a las costumbres y tradiciones de la Ciudad. 

En consecuencia con todo lo anterior, como señal inequívoca del nuevo tiempo que se abre en esta Ciudad, este Ayuntamiento tendrá siempre sus puertas abiertas a toda la ciudadanía sin distinción de ningún tipo, impulsará la cultura del respeto y del entendimiento y buscará de manera incansable la concordia entre todas la personas que la componen.



5. Consenso, estabilidad y confianza
Las bases del funcionamiento de este gobierno municipal serán las acordadas de forma consensuada por las candidaturas que lo conformen, con respeto al acuerdo programático básico que ya se ha alcanzado, y a los que se pudieran adoptar en el futuro. Este gobierno guiará su actuación en base al trabajo en común de todas las personas que formen parte en él, desde los principios de lealtad, confianza mutua, estabilidad, consenso, coordinación, y respeto a la diferencia al resolver los disensos. 

Asumimos el compromiso inequívoco de gobernar con la obligación de dar siempre cuenta ante la ciudadanía de nuestras decisiones, compromiso que tomará su expresión más re-
levante en la celebración de una sesión pública anual de control ciudadano al gobierno ante la Asamblea Ciudadana-Consejo Social.

Como pauta de funcionamiento se determina que los asuntos de carácter supramunicipal se trabajen entre los partidos, candidaturas o coaliciones que lo conforman para posteriormente, en su caso, pasar a ser tratados y aprobados por Pleno de la Corporación. Solamente entonces pasarán a formar parte del trabajo ordinario del gobierno municipal. 

La asunción de estos compromisos constituye el marco de confianza política necesario para posibilitar el cambio que la mayoría de la sociedad de Iruña-Pamplona nos ha confiado a los grupos políticos que, conformando la mayoría absoluta de la Corporación, configuramos este gobierno municipal. Cualquiera de quienes aquí asumimos esta responsabilidad nos vemos en la tesitura de rendir cuentas ante el compro-
miso adquirido. Si, a juicio de la mayoría de los grupos políticos que le hemos elegido, el alcalde o alguno de los concejales delegados incumpliese estos compromisos, deberá presentar su dimisión. 

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no