buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: Medio AmbientePamplona
El Defensor del Pueblo respalda la queja de I-E por la pasividad de UPN respecto al arbolado y zonas verdes
Viernes, 19 de Diciembre de 2014
<< Volver
El Defensor del Pueblo respalda la queja de I-E por la pasividad de UPN respecto al arbolado y zonas verdes

Pamplona debería contar con una Ordenanza Municipal para la protección del arbolado y zonas verdes como lleva reclamando ante el Ayuntamiento a lo largo de toda la legislatura la portavoz de I-E en el Consistorio, Edurne Eguino. Así al menos lo mantiene el Defensor del Pueblo que en una resolución fechada el pasado día 12 da la razón a Eguino y reclama al Ayuntamiento que regule, mediante una norma con carácter de Ordenanza, las citadas áreas. “El carácter normativo y preceptivo que, tanto en la queja como en el informe municipal, se pretende atribuir a las disposiciones proyectadas sobre arbolado y zonas verdes, requerirían que la aprobación se hiciera mediante ordenanza. Y tal carácter es consustancial al objetivo que se pretende, que es establecer una serie de disposiciones de obligado cumplimiento de carácter urbanístico-ambiental, con efectos tanto internos como externos”, concluye la institución que dirige Francisco Javier Enériz.

La resolución del Defensor del Pueblo llega después de que en marzo la portavoz de I-E, ante la negativa del equipo de gobierno a aprobar cuatro proyectos de ordenanza sobre estas materias redactados en 2003, presentara una queja ante la institución demandando respaldo. En concreto, Eguino citaba los proyectos de regulación para “áreas verdes”, “de implantación de arbolado diario”, “de conservación de áreas verdes y arbolado urbano” y “de usos de las áreas verdes”. La edil argumentaba que la ausencia de estas ordenanzas implica una “grave desprotección” y genera problemas como la “ausencia reglada de intervención del Servicio de Jardines”, “la recepción de obras deficientemente ejecutadas al no haber existido evaluación”, “imposibilidad de un adecuado control previo de las medidas de protección” y falta de reglamentación en el “uso de las zonas verdes”. El efecto práctico de esta desregulación es, según Eguino, “tala excesiva de árboles en las riberas de los ríos y junto a las murallas”.

Frente a esta queja, el Ayuntamiento reconoce la necesidad de regular estas áreas, pero se decanta por un reglamento. “No se considera necesario el recurso a la figura de la Ordenanza puesto que no se trata de normas que afecten a los ciudadanos en general y por el carácter necesariamente cambiante del contenido técnico de las normas que requiere agilidad en los cambios”.

El fondo de la cuestión es quién sería responsable a la hora de desarrollar la norma: si se trata de un reglamento, la capacidad podría recaer en la Junta de Gobierno; si es una Ordenanza, debe pasar por Pleno. El Defensor del Pueblo concluye que la fórmula adecuada es la Ordenanza porque dota a la cuestión de “valor normativo, publicidad y seguridad jurídica”.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no