buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico
I-E exige un plan contra las desigualdades sociales y territoriales en Navarra
Miércoles, 29 de Octubre de 2014
<< Volver
I-E exige un plan contra las desigualdades sociales y territoriales en Navarra

Recientemente hemos conocido el estudio de la Cátedra de investigación para la igualdad y la integración social (UPNA), en el que se remarca la desigualdad territorial de Navarra en ámbitos diferentes: educación, sanidad, servicios sociales,  pobreza, vivienda y desempleo. En dicho estudio se aprecia con intensidad y claridad que Tudela, y la Ribera en su conjunto, es una de las zonas que peor paradas salen y casi la totalidad de parámetros.

De todos era sabido, a través de diferentes estudios e indicadores, que la Ribera, Pirineos y Sakana tenían una situación preocupante en cuanto a desempleo se refiere. Pero el estudio de la UPNA muestra datos contundentes e inquietantes que avalan las críticas por desigualdad territorial de carácter socio-económico.

Dice el estudio que la reciente evaluación de la aplicación de la ETN (2013) apunta a que se ha avanzado mucho en una ordenación territorial que cumpla con los objetivos de la Estrategia Territorial Europea de 1999 sobre la materia, pero que quedan pendientes diversos retos que inciden sobre la cohesión social.

Es la Ribera tudelana la que peor situación presenta sobre desempleo en toda Navarra por múltiples causas: incidencia de la crisis sobre el empleo poco cualificado como sucedió con la construcción, falta de formación por hábitos tradicionales respecto a otros empleos sin cualificación como la agricultura, políticas institucionales, inmigración, y otros factores. La tasa de pobreza, de acuerdo con el umbral regional de esta fuente, es entre 8 y 9 puntos superior en la Ribera Alta y en Tudela, alcanzando a casi 3 de cada 10 hogares. Insiste el estudio en que la actual crisis está incidiendo en las prestaciónes sociales, que lejos de aumentarse se han visto constreñidas.

Otros datos curiosos afectan al espacio público que sitúan en peores condiciones que el privado. Aspectos que hemos venido denunciando por activa y por pasiva, y de los que se hace eco este estudio, son por ejemplo, los que indican que la Ribera es la zona con menos disponibilidad de zonas verdes, con más escasez de limpieza en las calles y  molestias causadas por animales, y una de las zonas más ruidosas.

Determina el estudio que la Ribera en su conjunto presenta sin duda la peor situación socioeconómica de todo Navarra. Dice el estudio que faltan políticas públicas a la altura de las necesidades en diferentes factores a tener en cuenta.

Señala asimismo que en este contexto de aumento de la intensidad de las situaciones de necesidad y del volumen de población en situación de pobreza, las transferencias sociales habrían manifestado un poder limitado en Navarra para dar cobertura a las situaciones de bajos ingresos, reduciendo la proporción de personas en esta situación a la mitad. En contraste, habrían conseguido una mayor reducción de las situaciones de pobreza severa pero su impacto es más bajo que en el conjunto del Estado. En el año 2011, en Navarra, las transferencias sociales (incluida la jubilación) ha supuesto una bajada de 18,4 puntos en la proporción de personas en hogares en pobreza severa. Esta representa una reducción menor que la registrada en el estado (23,6 puntos) y en buena parte de las CCAA. Solamente las Canarias y las Islas Baleares muestran cifras de reducción por debajo a la navarra.

 La actual etapa de recorte del gasto social plantea entonces incógnitas para los años venideros que quedan reflejadas en el importe aumento de la proporción de hogares sin ingresos que en se sitúa en 3,4% para el primer trimestre de 2013. Los mecanismos de garantía de ingresos debieran haber evitado el crecimiento del volumen de los hogares en esta situación. Sin embargo, los datos ponen en evidencia las crecientes dificultades para acceder a los sistemas de protección social vinculadas a los nuevos requisitos establecidos por la Renta de Inclusión Social (que ha venido a sustituir a la Renta Básica), a la intensidad de las entradas y las salidas del programa y a los retrasos en la tramitación.

Las políticas sociales de UPN en Navarra quedan en evidencia, si bien, lamentablemente, una parte de estos recortes y en concreto el hachazo a la Renta de Inclusión Social, fueron obra de la Consejería socialista en su época de gobierno con UPN.

Finalmente, el estudio de la UPNA concluye con el siguiente y paradigmático párrafo:

“Curiosamente, la distribución territorial de un recurso especialmente sensible a las necesidades sociales, como puede ser la Renta de Inclusión Social (analizada aquí junto con su antecedente, la Renta Básica, y las Ayudas Extraordinarias) no acaba de corresponderse con la fotografía anterior: destaca la mayor incidencia en Pamplona y hace emerger la cuestión de si estos programas de los servicios sociales, descentralizados en la puerta de acceso, están teniendo la incidencia debida allí donde más necesarios parecen ser (en la Ribera alta y tudelana) y si, como cabría esperar, el acceso de la ciudadanía a los mismos se produce en condiciones de igualdad, con un criterio homogéneo en la interpretación de la norma por todo el territorio.”

Por todo ello,

El Parlamento de Navarra acuerda:

 

1.-  Instar al Gobierno de Navarra a la urgente elaboración de un Plan de medidas contra las desigualdades socioeconómicas que afectan a las diferentes zonas de Navarra, que determine una serie de medidas multidisciplinares con asignación presupuestaria para revertir tan alarmante y preocupante situación.

2. Solicitar al Gobierno de Navarra que elabore un Plan contra las desigualdades socioeconómicas, con respecto a Tudela y la Ribera, que tenga en cuenta además del Estudio sobre Desigualdades Territoriales en Navarra (CIPARIIS-UPNA), otros datos existentes, y las consideraciones y propuestas que puedan presentarle los Ayuntamientos afectados y los agentes sociales implicados.

3.- Solicitar al Gobierno de Navarra que tenga en cuenta todos los datos existentes a la hora de determinar:

a) Todo tipo de subvenciones a las Administraciones Locales.

b) La financiación de los servicios sociales de base y de otros servicios sociales y educativos en Tudela y Ribera, de acuerdo a las directrices de la Estrategia Territorial de Navarra por las que el Gobierno de Navarra se comprometía a potenciar la capitalidad de Tudela, incrementando en ella y su entorno actividades e infraestructuras, y a la localización en la zona de servicios de alcance regional.

3.- Solicitar al Gobierno y Parlamento de Navarra que incorpore al Presupuesto del año 2015 las partidas correspondientes, de acuerdo a la Estrategia Territorial de Navarra.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no