buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: ParlamentoAutogobierno
Pleno Autogobierno: intervención de Jose Miguel Nuin
Jueves, 11 de Septiembre de 2014
<< Volver
Pleno Autogobierno: intervención de Jose Miguel Nuin

Hoy en este pleno extraordinario sobre autogobierno desde Izquierda-Ezkerra vamos a manifestar y trasladar nuestra defensa y compromiso conel autogobierno de Navarra. Con un autogobierno a su vez vinculado y comprometido con la democracia, los derechos sociales y la convivencia.

Para nosotros, para Izquierda-Ezkerra,la defensa del autogobierno y el compromiso con el autogobierno es inseparable de la defensa de la democracia y el compromiso con la democracia.

Dicho de otra manera,la legitimidad del autogobierno es la democracia, para nosotros autogobierno y democracia son inseparables.

El autogobierno es un bien político a defender en cuanto que sea democrático, y tiene como sujeto y propietario todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de Navarra.

Por lo tanto entendemos desde IE el autogobierno como una herramienta de la sociedad navarra para ejercer y desarrollar la democracia en el marco político propio, para desplegar la democracia en Navarra.

Para ejercer y desarrollar la democracia en el marco político propio, y también asimismo para regular e integrar las relaciones que Navarra mantiene conotros marcos políticos compartidos: el Estado Español o la Unión Europea por ejemplo.

Otros marcos políticos compartidos, el Estado o la Unión Europea, en los que la ciudadanía navarra también puede, y debe si así lo quiere, participar de forma democrática.

Porque de entrada estos marcos compartidos, si son democráticos, no serán ni excluyentes ni fuente permanente de conflictos.

En definitiva, señorías, nuestra posición política en relación al autogobierno es clara.

Izquierda-Ezkerra, y las organizaciones políticas que conformamos esta coalición (IUN y Batzarre), creemos en el autogobierno de Navarra, valoramos (desde el plano político) este autogobierno como un derecho democrático del pueblo navarro, estamos convencidos además de que desde la perspectiva del progreso y bienestar de la sociedad navarra es una herramienta esencial, estamos firmemente comprometidos con su desarrollo y pleno ejercicio desde la lealtad y solidaridad con otros ámbitos, y estamos, finalmente, también dispuestos a defenderlo frente a los ataques que pueda sufrir.

Y en este sentido, señorías, ataques está habiendo,

Porque en los últimos años (y en el marco de la crisis económica provocada por las burbujas especulativas, la economía del casino y del cemento, los despilfarros y la corrupción) para salvaguardar los intereses de unos pocos la democracia y el autogobierno se están viendo constantemente erosionados y atacados.

La democracia porque cada vez se hace más evidente que en muchas e importantes ocasiones el poder real no está en las urnas, y en los gobiernos en ellas elegidos, sino en los mercados y el poder económico y financiero.

Y, junto a la democracia, el autogobiernoestá siendo atacado sobre todo cuando éste es utilizado para defender a las personas y a la sociedad frente a los dictados e imposiciones de ese poder económico.

Un ejemplo muy ilustrativo y clarificador es lo que ha sucedido con la ley navarra que se proponía defender a las familias frente a la Banca (en los casos de desahucios de sus viviendas de familias en riesgo de exclusión social).

El Parlamento de Navarra aprobó la ley, a la Banca y a la Troika no les gustó, descolgaron los teléfonos para quejarse al gobierno del PP, el gobierno del PP recurrió la ley navarra, el TC (por un voto, 5 a 4) suspendió la norma navarra. Así que el gobierno del PP se posicionó con la Banca yen contra de los derechos y necesidadesmás elementales de las familias navarras en riesgo de exclusión y en procesos de desahucios de sus viviendas.

¿Tenía Navarra competencias para aprobar este Ley? Por supuesto que sí, por supuesto Navarra esas tiene competencias para aprobar esta ley, no solo lo dice Izquierda-Ezkerra o este Parlamento, también lo dictaminó así por unanimidad el Consejo de Navarra.

Y sin embargo eso no impidió que el gobierno del PP, con requerimientos y exigencias de la UE, actuasecontra la ley aprobada en Navarra y la recurriese ante el TC.

¿Qué perseguía con este recurso el gobierno de PP?

¿Un fin, un objetivo político de carácter nacionalista español? ¿Nacionalista español en el sentido de imponer el ámbito de decisión español al navarro?

No, no era este en nuestra opinión el motivo para interponer el recurso.

El fin, el objetivo real era lisa y llanamente defender los intereses de la Banca por encima de las necesidades vitales de las familias.

El objetivo era imponer una ideología y una política económica, la neoliberal, y hacerlo de forma extrema, saltando por encima de las necesidades básicas de la ciudadanía más maltratada por la crisis y saltando por encima también del autogobierno de Navarra cuando es utilizado en defensa de esa ciudadanía maltratada.

Y esto mismo ha ocurrido cuando hemos aprobado incentivar el uso social de la propiedad en materia de vivienda (impuesto a las viviendas vacías), o cuando hemos aprobado una ley para garantizar el pleno acceso a la sanidad pública a todas las personas residentes en navarra con independencia de su situación administrativa.

En definitiva, en la presente legislatura el gobierno central está utilizando el Tribunal Constitucional (TC) para recurrir de forma sistemática leyes aprobadas en el Parlamento de Navarra con las que discrepa por razones ideológicas, porque estas leyes entran en contradicción con las políticas neoliberales que aplica el PP y con los intereses de las élites económicas con las que el PP está comprometido.

         Este abuso de los recursos ante el TC está socavando gravemente el autogobierno de Navarra y, reitramos, no se produce en defensa, por parte del gobierno central del PP, de las competencias del Estado sino por discrepar en términos ideológicos del contenido concreto de las leyes forales aprobadas.

         Asimismo esta práctica del gobierno del PP se está viendo refrendada en numerosas ocasiones por un TC que con sus sentencias está avalando una radical involución centralizadora y neoliberal de la Constitución del 1978.

         Involución centralizadora y neoliberal que por lo demás forma parte del proceso de ruptura de los consensos constitucionales que se está produciendo a todos los niveles en los últimos años aprovechando la crisis económica (art. 135 de la Constitución, reforma laboral, recortes masivos en servicios esenciales del Estado Social…).

         Recordemos, entre otras decisiones del TC,además de la suspensión de la Ley Foral de medidas urgentes en materia de vivienda, la más reciente en materia fiscal anulando una ley navarra navarra sobre tributación de energías renovables.

         Esta última resulta de enorme gravedad al incorporar una doctrina que cercena drásticamente la capacidad normativa de navarra en impuestos directos, y al imponer a Navarra el marco de la LOFCA en sus relaciones con el Estado en materia fiscal (algo que por cierto en materia presupuestaria y financiera también viene a hacer la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria).

         Estamos por lo tanto ante una práctica sistemática por parte del Estado que, además de atacar el autogobierno, lesiona gravemente las políticas que desde Navarra se articulan para proteger los derechos de la ciudadanía en materias tan sensibles como la fiscal, la sanitaria o la de acceso a la vivienda.

         Y, señorías, ante la próxima actualización del Convenio Económico que debe ser negociada entre Navarra y el Estado la una pregunta muy importante es,

¿Podemos confiar en que el actual gobierno de Navarra, socio y aliado del gobierno del PP, vaya a realizar una negociación del Convenio Económico que garantice el respeto a las competencias tributarias de Navarra?

         Un gobierno de UPN que ha votado con el PP en esta Cámara en contra de muchas de las leyes recurridas, y un gobierno de UPN que ni siquiera ha defendido ante el gobierno del PP leyes por este recurridas que contaban con el dictamen unánime favorable del Consejo de Navarra (ley antideshaucios).

         Un gobierno, el de UPN, cuya presidenta ni siquiera exigió al ministro de economía del gobierno del PP, Sr. Montoro, en la reunión mantenida en junio la retirada del recurso contra una ley foral que contaba con el dictamen unánime de plena constitucionalidad del Consejo de Navarra.

         Nosotros creemos que no. Por eso creemos necesaria, y exigimos,la máxima participación de este Parlamento en la negociación.

         En nuestra defensa y compromiso con el autogobierno desde Izquierda-Ezkerra defendemos el Convenio como una herramienta esencial en el ámbito económico y financiero.

         De hecho, en este Parlamento cuando ha habido que votar la ratificación del Convenio y sus actualizaciones siempre lo hemos hecho a favor.

Por lo tanto damos nuestro apoyo al Convenio, que puede y debe ser también un instrumento de solidaridad inter territorial, y rechazamos que pueda ser recortado en las competencias y capacidad normativa que reconoce a Navarra.

         En este sentido la última sentencia del TC (energías renovables) nos parece de enorme gravedad.

         Señorías, estamos en definitiva ante un escenario grave y preocupantepara el autogobierno de Navarra: abuso de legislación básica por parte del Estado, recursos sistemáticos contra leyes navarras ante el TC, sentencias del TC que incorporar nuevas interpretaciones y doctrinas muy lesivas con las competencias de navarra…

Por ello desde Izquierda-Ezkerra hoy, en este Pleno parlamentario, queremos reivindicar y defender con firmeza el autogobierno.

 Pero a la vez queremos reivindicar y defender un autogobierno comprometido con la democracia, los derechos sociales y la convivencia.

         Un autogobierno con la gente y para la gente. No un autogobierno con la Banca y para la Banca. Un autogobierno para hacer leyes como la ley antideshucios o la ley que garantiza la asistencia sanitaria a todas las personas.

         Un autogobierno con las víctimas de la crisis y para las víctimas de la crisis. No un autogobierno con los defraudadores fiscales y para los defraudadores fiscales. No un autogobierno para hacer amnistías fiscales.

         Un autogobierno con los parados y para los parados, con los desahuciados y para los desahuciados, con los trabajadores empobrecidos y para los trabajadores empobrecidos, con los jóvenes precarizados y para los jóvenes precarizados. No un autogobierno con y para esas grandes empresas con domicilio fiscal en paraísos fiscales.

         No un autogobierno para tener el Impuesto de Sociedades más bajo de España.

Un autogobierno con justicia social y para la justicia social, con igualdad y para la igualdad. No un autogobierno el caciquismo y para el caciquismo, no con la corrupción y para la corrupción.

         Un autogobierno con democracia y para la democracia.

         Y esto Señorías no es posible con las políticas, prioridades e intereses que los gobiernos del PP y de UPN aplican y defiendes cada día.

         Con el PP, y su socio y aliado de UPN, lo que debemos esperar es una democracia sumisa al poder económico, y un autogobierno sumiso al poder económico.

         Señorías, este no es un problema de España contra Navarra ni de Navarra contra España.

         Y mucho menos este es un problema de unos buenos navarros y navarras que defienden los derechos y el autogobierno de Navarra contra otros malos navarros y navarras que no lo hacen. Este sería un enfoque muy insuficiente, distorsionado y peligroso.

         Hay que afinar más para señalar donde está el auténtico problema.

         Porque el problema, así lo creemos desde Izquierda-Ezkerra, lo tenemos con un gobierno central del PP, centralista y neoliberal, que ha atacado el autogobierno de Navarra sobre todo cuando este Parlamento ha utilizado sus competencias para defender los derechos de la ciudadanía, los derechos sociales básicos (sanidad, vivienda…).

         Y porque el problema lo tenemos también con un gobierno de UPN en Navarra que es socio y aliado político del gobierno del PP, que comparte sus políticas, y que en consecuencia es tremendamente débil para enfrentarse a ese gobierno del PP cuando ataca y recurre leyes navarras.

         Por lo tanto derrotando a esos gobiernos y a esas políticas es donde también saldrá ganando el autogobierno de Navarra y encontraremos remedio a los ataques que sufre.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no