buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: Agua y compost
Defensa moción fuentes ornamentales
Jueves, 1 de Mayo de 2014
<< Volver
Defensa moción fuentes ornamentales
Que el agua es un recurso escaso y que necesita de toda nuestra atención en cuanto a su consumo responsable es algo en lo que no me voy a extender, por considerar que esa asignatura la aprobaríamos todos los presentes.

Lo que sorprende no es el nivel de conocimiento teórico que tengamos al respecto sino la capacidad que demostremos en pasar de la teoría a la práctica, tanto a nivel individual como sobre todo en este caso en la administración municipal.

De la información que sobre fuentes ornamentales de la ciudad ha proporcionado recientemente el área de Conservación Urbana sorprende en primer lugar la falta de actualización que se aprecia en el listado y no solo porque no incluya las de más reciente construcción, situadas en los nuevos parques sino porque faltan algunas, como por ejemplo las situadas en el llamado jardín de Eugui, en el parque fluvial cercano a Cuatro Viento o también la de la Avda. Gipuzkoa en la base de las escaleras que conducen a la plaza de la O, o las tres de la Plaza de los Burgos, aquí mismo.

No es el único error en el listado, porque de las 23 fuentes ornamentales que cita si quitamos las que suministran agua de beber, hay al menos 3 en el Parque de la Media Luna, en la Rotonda de San Juan y en el Parque del Mundo que sí tienen recirculación, aunque en la información se diga que no. Un buen inventario debería contener además, a nuestro entender, toda la información necesaria para la mejor gestión de las mismas, como estado de funcionamiento, horas de apertura, sistemas de control de calidad del agua etc, etc. de cada una de ellas.

Por tanto la primera solicitud en este debate es que se mantenga actualizado un catálogo tan importante para la ciudad como es el de las fuentes ornamentales, que además no parece que suponga un trabajo muy excesivo, dado el número total de las mismas.

7 de esas fuentes, a las que voy a sumar 4 que no están en el listado(Avda Guipúzcoa y 3 en la Plaza de los Burgos, aunque son ornamentales suministran agua de bebida por lo que no sería prudente dotarlas de recirculación del agua, pero si de un sistema de apertura a voluntad, de forma que el gasto en agua sea el estrictamente necesario y no el derroche que supone ahora porque solo dos de ellas, Descalzos y Navarrería disponen del citado mecanismo.

El cálculo del derroche que supone tener abiertas estas fuentes hasta 24 horas al día, como están, durante los 365 días al año, es fácil de hacer. Por ejemplo en la de la Avda. Guipúzcoa, junto a las escaleras que suben a la Plaza de la O, se puede llenar una botella de litro en apenas 2 segundos y eso significa que suelta agua potable a un ritmo de nada menos que 1,8 m3 por hora. El gasto anual sería fácilmente comprobable en la factura que emite la MCP y que hemos estimado en más de 9.000 euros al año, además de escandaloso es fácilmente evitable, instalando un sistema de apertura manual.  Por supuesto solicitamos que ese mecanismo manual sea utilizable durante todo el año. Vamos, que no se rompa con las heladas ni que se cierre cuando hace frío. Pensamos que el coste se amortizaría en un espacio breve tiempo.

También resulta escandaloso que en pleno siglo XXI y en una ciudad como la nuestra, tan avanzada en tantos temas se haya hecho recientemente un plan de ahorro energético aplicado a las fuentes ornamentales que ya tienen circuito cerrado de agua, reduciendo las horas de apertura, para reducir el gasto en energía eléctrica.

Esto, según la correspondiente nota de prensa del equipo de gobierno se ha aplicado en 8 fuentes ornamentales que disponen de circuito cerrado y sin embargo, sorprende que en la misma campaña de ahorro, a nadie se le haya ocurrido disminuir el gasto en un bien tan preciado como es el agua potable.
El ejemplo más elocuente es el de la Plaza de la Cruz, con múltiples bocas de agua funcionando, que arrojan más de 7,2 m3 por hora, unas diez horas al día y los 365 días al año, con una factura que puede superar los 15.000 euros anuales.

Con estos datos es evidente que tenemos un importante margen de ahorro y sobre todo una importante labor de ejemplo a la ciudadanía a la que dirigimos de forma habitual mensajes de ahorro en el consumo doméstico y que además parecen efectivos dada la evolución decreciente de ese consumo, mientras que sobre el consumo de agua municipal no se dan datos pormenorizados y los que existen son ya del año 2006.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no