buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: Mayores
El Ayuntamiento puede hacer mucho más por las Personas Mayores de Pamplona
Miércoles, 1 de Enero de 2014
<< Volver
El Ayuntamiento puede hacer mucho más por las Personas Mayores de Pamplona

Más del 20 % de quienes vivimos en Pamplona-Iruña son personas mayores de 65 años. Entre ellas se da gran variabilidad en sus circunstancias vitales, unas requieren cuidados y apoyos de su entorno y otras muchas tienen gran capacidad y disponibilidad a desarrollar una participación social en su ciudad. A ellas hay que unir los cientos  de personas de menos edad que han sido prejubiladas, echados de su trabajo…No trabajar, si se cuenta con ingresos para la vida cotidiana está bien. Así los primeros años se disfruta del descanso, de la familia, las amistades, colaborando con todos ellos. Algunos se implican en tareas formativas, sociales, vecinales. 
Pero, se puede hacer más por dar calidad de vida al día a día, aportando a las nuevas generaciones su conocimiento y el apoyo mutuo. Y por ello el Ayuntamiento ha de implicarse aportando los medios de que dispone: los Civivox, el personal de las Unidades de Barrio, los equipos comunitarios, polideportivos, Consejo del Mayor, subvenciones a asociaciones… asegurando a su población mayor, participación social y una mayor integración intergeneracional en el entorno vecinal de nuestros barrios. 
Estamos convencidos de que con una mayor coordinación de todos los recursos a nivel de barrio, con algún nuevo  apoyo municipal, se generarían actividades novedosas en aspectos de ocio, culturales, deportivos y educativos.
Para ello, los Civivox tienen que  generar espacios de encuentro y de comunicación a nivel de barrio , ser capaces de organizar actividades recreativas, socioculturales e intergeneracionales de transmisión de experiencias vitales y comunitarias, de apoyo mutuo etc.
A nivel vecinal se tienen que impulsar actividades conjuntas de carácter comunitario, y trabajar por la  integración de las personas mayores en las actividades y recursos vecinales. Y entre todos promover redes de apoyo y de voluntariado que ofrezcan acompañamiento a personas que vivan solas sin crear dependencia y teniendo en cuenta a la familia.
No debemos olvidar que tener una vivienda en condiciones y con calor es algo imprescindible, y  que buena parte de la población pobre de Pamplona son algunos de sus mayores. Por ello hay que priorizar la rehabilitación de sus viviendas y dotarlas de ascensores, estableciendo el reconocimiento de deuda con el municipio (como lo tiene el Gobierno de Navarra con las estancias residenciales) en los casos en que no puedan abonar las obras. Implicar al programa de empleo social y la escuela taller en la ejecución de pequeñas mejoras en los domicilios de personas mayores que viven solas son tareas a realizar.
Cuando llega la edad avanzada (la esperanza de vida se alarga más allá de los 79 años para los hombres y de los 85 años para las mujeres), o los problemas de salud restan actividad e independencia, proponemos mejorar las actuaciones que desarrolla el Ayuntamiento cuando precisan ayuda por problemas de autovalimiento, ya que el 90% de las personas quieren continuar viviendo en el domicilio recibiendo los apoyos necesarios.
Lo que exige se refuerce la red de apoyo social de forma muy coordinada con salud, para que las personas mayores permanezcan en su medio más cercano de forma segura y plena, durante toda su vida. Que la soledad se aminore y se prevengan situaciones de mayores cuidados  supone prevenir y atender las necesidades de las personas mayores que van entrando en esta etapa, especialmente de las de mayor edad que además viven solas (9.000), es una tarea que será más efectiva cuanto más rica e integrada sea la red social que exista.
Una red en la que participen tanto la Unidad de Barrio como el Centro de Salud y otros agentes importantes como farmacias, comercios, parroquias, clubes de jubilados y voluntariado. Y que se sostenga en un acuerdo de atención sociosanitaria con el Gobierno de Navarra, que permita concretar un profesional de referencia que haga el seguimiento de la atención que precise cada persona y apoye su toma de decisiones.
El Servicio Municipal de Atención a Domicilio debe implicarse en ello  retomando, en todos los barrios, la primera visita a los domicilios de quienes demandan tanto atención a domicilio como reconocimiento de dependencia, a fin de realizar una valoración completa de su situación y de su entorno, y de las necesidades de apoyo que presenta cada caso.
Desde la Unidad de Barrio, en coordinación con el Centro de Salud deberían programarse visitas preventivas al domicilio de las personas de edad más avanzada o las que viven solas y han sido detectadas como posibles  demandantes de ayudas por la red vecinal: centro de salud, vecinos, farmacias, clubs, comercios. Ofrecerles información y orientación para mejorar su capacidad de autocuidado o derivarlos a los servicios y programas apropiados es el objetivo de las mismas.
Estas propuestas, que sometimos a la aprobación del Pleno, quieren garantizar que las personas mayores sigan residiendo en su entorno habitual el mayor tiempo posible y con la mejor calidad de vida, y son posibles.  A la vez que la sociedad pamplonesa se enriquece con la presencia y participación social de nuestras Personas Mayores.



arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no