buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: NavarraPresupuestos 2014
Texto completo de Jose Miguel Nuin en el debate sobre Presupuestos Generales de Navarra 2014
Martes, 10 de Diciembre de 2013
<< Volver
Texto completo de Jose Miguel Nuin en el debate sobre Presupuestos Generales de Navarra 2014
Egunon, buenos días señoras y señores parlamentarios.

Desde Izquierda-Ezkerra hemos presentado enmienda a la totalidad para devolver el proyecto de PGN-2014. Por responsabilidad ante la sociedad navarra, ante los/as trabajadores/as y ante las víctimas de la crisis debemos rechazar los presupuestos presentados por el gobierno de UPN.
Unos presupuestos que lo único que proponen ante la crisis y el paro es más austeridad, más recortes y por lo tanto más paro, más pobreza y más sufrimiento social.


En el sexto año de crisis económica decenas de miles de personas en Navarra están desesperadas, viven en la angustia y en la desesperación. Esto constituye todo un drama social en navarra, drama social que viven trabajadores en paro, autónomos y pequeños empresarios arruinados, miles de familias desahuciadas, o miles de familias también que por ejemplo que en este invierno no tienen calefacción en sus domicilios porque no pueden pagarla.

Esto sucede aquí, en Navarra, en esa Navarra a la que de forma indecente el señor Fainé, director general de Caixa Bank, se refería como el paraíso.

El paraíso del banquero Fainé es el infierno de decenas de miles de navarros.

Pues bien, desde I-E rechazamos estos presupuestos Señora Barcina porque estos presupuestos no mueven un dedo por esos decenas de miles de navarros/as víctimas de la crisis, víctimas de la crisis-estafa neoliberal de la que banqueros como el señor Fainé son directamente responsables.
Son presupuestos depresivos, el único objetivo es el déficit en el marco de una política económica radicalmente depresiva y antisocial.

No hay una política firme y potente de lucha contra el paro, de lucha contra la pobreza, las políticas de reactivación económica se siguen recortando, los servicios públicos esenciales (sanidad,  educación, dependencia) y las políticas de protección social se siguen recortando.

La inversión pública (excepto el despilfarro del TAV) está hundida, y la propuestas en materia fiscal son inexistentes.

Austeridad y recortes masivos, guadaña social ejecutada sin anestesia.

La inversión sigue la senda de hundimiento de años anteriores. Una senda que se puede calificar de colapso de la inversión pública con casi la única excepción del TAV.
  
A pesar de su nula rentabilidad socioeconómica, de su fuerte impacto ambiental y de no tener asegurada su conexión con la alta velocidad ni por el norte ni por el sur la única inversión que se dispara hacia arriba en el presupuesto es la del tramo navarro del TAV.
  
Crece un 60,61% al pasar de 57 millones de euros en 2013 a 92 millones en 2014. El resto de la inversión directa cae un 13,64% al pasar de 99 millones en 2013 a 86 millones en 2014.
   
El desplome de la inversión directa del Gobierno de Navarra estos últimos años está siendo brutal. En relación al año 2008 ha caído un 72% al pasar de 306 millones a tan solo los 86 presupuestados para 2014.

Con las transferencias de capital ocurre lo mismo, cayeron un 29,76% en 2013 y en 2014 vuelven a caer otro 21,18%.

Incluyendo el TAV los 319 millones previstos en 2014 (inversiones más transferencias de capital) representan solo el 1,7% del PIB de Navarra frente al 3,45% del año 2008 (665 millones) o el 4,53% de 2005 (723 millones).

Este desplome de la inversión presupuestaria se traducirá necesariamente en más crisis y más paro.
El presupuesto de los programas y partidas que deberían impulsar y promover la actividad económica siguen, en general, cayendo en relación a 2013.

El área de agricultura, ganadería y alimentación cae un 13,42%, industria y energía un 34,29%, comercio, turismo y pymes un 7,74%, fomento del empleo un 2,56% e investigación, desarrollo e innovación un 5,98%.

Igualmente el programa vivienda cae un 13,12% sobre el año 2013. Las ayudas a la compra caen un 47% en dos años al pasar de 68 millones en 2012 a 36 en 2014.

Los servicios públicos y las políticas sociales continúan sufriendo graves recortes que inevitablemente mermarán la calidad de los servicios públicos esenciales.

Los recortes en la educación pública continúan, no se recupera nada de los recortes de años anteriores. Se agrava la situación en la escuela pública con menos profesorado, más alumnado, centros saturados e infraestructuras insuficientes y deterioradas.

El recorte del presupuesto total del departamento de educación entre los años 2010 y 2014 alcanza el 15,1% al pasar de 668 millones en 2010 a 567 en 2014.

Sin embargo el recorte en la enseñanza concertada es mucho menor. Entre 2010 y 2014 la enseñanza privada concertada solo ha reducido sus subvenciones en un 1,2% al pasar de 124 millones en 2010 a 122 en 2014.

Por lo tanto los recortes en el departamento de educación se han concentrado en la educación pública.
Esta situación todavía se hace más preocupante si tenemos en cuenta que en relación al curso 2009/2010 hoy tenemos unos 10.000 alumnos/as más y unos 1.000 profesores/as menos.
La inversión se mantiene en niveles muy insuficientes, apenas 8 millones de euros. Con este presupuesto es imposible atender las necesidades más urgentes: Sarriguren, Rotxapea, Castejón, Roncal, Cascante…

En el departamento de Salud el presupuesto para 2014 no recupera lo mucho que ha perdido en los últimos años. En relación al año 2010 el recorte alcanza un 13,8% al pasar de 1.036 millones en 2010 a 893 en 2014.

No se sustituyen el 80% de las jubilaciones, no se convocan nuevas ofertas públicas de empleo y tan solo se cubren con contrataciones temporales el 12% de las bajas por vacaciones en los centros de salud.

Mientras que en el año 2009 en el ámbito de gasto de personal se realizaron 4.474 contratos en Osasumbidea en el año 2012 esa cifra cayó a 3.482.

Es inevitable que estas medidas repercutan negativamente en la calidad de la sanidad pública navarra.
En política social la atención a la dependencia pierde 7 millones que sumados a los 5 millones perdidos en 2013 supone recortar en esta legislatura las ayudas en una media del 25%.

El recorte en políticas de igualdad en ayuntamientos es del 71%, en cooperación alcanza el 80% desde 2011, en empleo social protegido es del 60% y en subvenciones a asociaciones juveniles y de mujeres el recorte es total, del 100%.

El departamento de cultura en 2014 sigue con un presupuesto raquítico al que se le aplica otro recorte de un 4,61% sobre 2013. Desde 2011 se ha pasado de un presupuesto de 74 millones a 40.

El presupuesto del programa de medio ambiente bajó un 21,75% en 2013 y ahora vuelve a caer otro 14,2%.

En el departamento de Administración Local las transferencias de capital se están desplomando. A la caída de un 50,51% en 2013 hay que sumar otro recorte del 28,4% en 2014 (de 56 millones en 2012 a 20 millones en 2014).

En el presupuesto de ingresos el Gobierno de Navarra sigue sin acometer la reforma fiscal profunda y progresiva que Navarra necesita.

Se sigue sin tocar las rentas de capital o los beneficios empresariales. Además no existe ninguna actuación adicional y decidida para atacar la gran bolsa de economía sumergida que existe en Navarra.
La recaudación prevista por el Impuesto sobre Sociedades en 2014, grava los beneficios empresariales, se queda en 166 millones de euros y cae un 9,66% en relación a 2013.

Por el contrario la recaudación prevista  en 2014 por el IRPF, impuesto que soportan fundamentalmente las rentas del trabajo, baja mucho menos. Cae un 1,52% y alcanza los 1.112 millones de euros.

Por lo tanto crece con fuerza el porcentaje de la recaudación que aportan las rentas del trabajo y baja la aportación de los beneficios empresariales.

Esta regresión hacia un sistema fiscal más injusto en el reparto del esfuerzo fiscal es todavía más evidente si se observa cual ha sido la evolución en un periodo más amplio de tiempo.

Así por ejemplo la recaudación por el IRPF, a pesar de la crisis y aumento del desempleo, se mantiene estable entre los 1.110 millones del año 2009 y los 1.112 previstos en 2014.

Sin embargo la recaudación por el Impuesto sobre Sociedades se desploma un 60% al pasar de los 410 millones del año 2009 a los 166 previstos en 2014.

Se hace evidente la necesidad de revisar en profundidad los beneficios fiscales que disfrutan las empresas, sobre todo las grandes empresas, en el Impuesto sobre Sociedades.

Sin embargo el Gobierno de Navarra no solo no realiza una revisión del Impuesto de Sociedades en orden a acotar unos beneficios fiscales que en Navarra son muy superiores a los existentes en territorio común sino que incluso ha declarado su voluntad de rebajar aún más este impuesto en la reforma que presentará en el verano de 2014.

Los beneficios fiscales en 2014 en el Impuesto sobre Sociedades alcanzan el 65,89% de la recaudación prevista por este impuesto frente al 38,10% en el IRPF.

Tampoco se corrige el desequilibrio entre impuestos indirectos y directos. En 2014 se recaudarán 177 millones de euros más por impuestos indirectos, sin progresividad, que por directos.

En definitiva señorías,

Políticas neoliberales, presupuestos neoliberales. Políticas y presupuestos que gustan mucho a banqueros como Botín y Fainé pero que hunden aún más en la desesperación a decenas de miles de víctimas de la crisis.

Políticas depresivas y de recortes masivos que son un fracaso, que no funcionan, que nos hunden cada día más.

Y que para lo único que sirven (en España aplicadas por el PP, en Navarra por UPN) es para que la pobreza y la desigualdad aumenten, para que banqueros como Botín y Fainé sean cada día más ricos, y millones de ciudadanos cada día más pobres y más desesperados.

Más desigualdad en España y en Navarra.

Ante esto, señora Barcina, la responsabilidad de Izquierda-Ezkerra ante la sociedad, ante la ciudadanía, ante los trabajadores, ante las víctimas de la crisis pasa por rechazar los PGN-2014 presentados por el Gobierno de Navarra y votar su devolución.

 Y desde la responsabilidad con la sociedad le volvemos a exigir señora Barcina que convoque elecciones, que convoque elecciones para los navarros/as puedan decidir si quieren sus recortes, su austericidio, o quieren una alternativa.

Y finalmente, si usted no convoca elecciones, nuestra responsabilidad ante la sociedad y ante las víctimas de la crisis, pasa como ya hemos afirmado en reiteradas ocasiones por presentar una moción de censura para a continuación convocar elecciones.

Esta opción requiere que la mayoría que hoy va a hacer uso  de sus votos para devolver unos presupuestos injustos y antisociales, haga también uso de esos votos y esa mayoría para poner punto final al gobierno de UPN y convocar elecciones.

Reiteramos nuestra disposición desde Izquierda-Ezkerra para hacerlo. Disposición a presentar de forma inmediata una moción de censura para que el gobierno constituido a partir de la misma convoque elecciones y los navarros y navarras puedan decidir.

Decidir si quieren más políticas de austericidio económico y social, que es lo que recogen los PGN-2014 presentados por UPN, o quieren una alternativa que defienda a las personas antes que a los banqueros.

Señorías, esta es nuestra posición, porque solo con la devolución al gobierno de los PGN-2014 no paramos los recortes, no paramos el austericidio.

Para lograrlo necesitamos algo más que nos exige la sociedad navarra de forma mayoritaria.
Y ese algo más pasa por acordar alternativas, nuevas políticas, y pasa también por poner ya punto final al gobierno de UPN.

Lo contrario supone prolongar la crisis, y el sufrimiento social en Navarra.
Nada más y gracias.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no