buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: ReciclajeAgua y compost
La importancia de una buena gestión de los Biorresiduos
Miércoles, 0 de de 0000
<< Volver
La importancia de una buena gestión de los Biorresiduos
Lo que más fabricamos en nuestra sociedad, con enorme diferencia respecto al resto de productos, es basura, residuos. De todos los recursos que utilizamos para vivir, materias primas, alimentos, textiles, papel-cartón, plásticos, agua, fuentes de energía, etc., etc., sólo aprovechamos el 10%, siendo residuos el 90% restante.
Ante un escenario de agotamiento progresivo de recursos, sería criminal para nuestra generación y para las que nos sucedan, no plantearnos qué hacer para reducir tal cantidad de deshechos ni pensar de qué forma podríamos reconvertir muchos de esos residuos en nuevos recursos.

A pesar de que gran parte de la población no es consciente de la importancia de gestionar racionalmente nuestros residuos y de que algunos “avispados” empresarios de grandes industrias energéticas y constructoras se aprovechan de ello para su beneficio privado, las normativas  internacionales sobre los residuos, leyes de obligado cumplimiento en muchos casos, recogen la necesidad de, primero prevenir-reducir su producción, y después reutilizar y reciclar todo lo posible los que se hayan producido. (Ver la ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, que transpone la Directiva Marco europea de Residuos 2008/98/CE)

La fracción más importante de los residuos domésticos (y los asimilables de comercios de alimentación, supermercados, etc.) es la llamada “fracción orgánica” (FO) o también denominada “materia orgánica biodegradable” (MOB) que simplificando llamamos “BIORRESIDUOS”. En Navarra, y en otras comunidades y países de parecido nivel económico, supone casi el 45% de todos los residuos municipales.
Pero además de esa razón cuantitativa existen otras que hacen que la gestión de los biorresiduos esté considerada por la mayoría de los expertos mundiales y en consecuencia, también por las leyes sobre residuos, como la columna vertebral de un buen sistema de gestión del conjunto de ellos. Varias son las razones que lo justifican.

En primer lugar, si se recogen de forma separada y se someten a tratamiento biológico, se obtiene una enmienda orgánica muy valiosa, el compost, que puede utilizarse como portador de nutrientes y para incrementar el contenido en materia orgánica de los suelos, mejorando la fertilidad y el rendimiento de las tierras de cultivo, bosques, praderas, etc. Puede ser especialmente necesario en las tierras más deficitarios en materia orgánica y con mayores problemas salinidad, erosión y riesgo de desertización. Por ejemplo en Navarra no llegamos al 1% (en promedio) de materia orgánica en nuestro suelo agrícola, cuando la UE recomienda al menos un 1,6% de la misma para considerarlos suelos de calidad.

En segundo lugar ese proceso de compostaje es el más económico, no requiere complejas ni caras instalaciones, no necesita aportación de energía, es fácil de realizar por personal sin especialización previa, y es el más respetuoso con el medio ambiente, ya que es el que más se parece al proceso biológico por el que la biosfera, la naturaleza, se reproduce y regenera desde hace millones de años.

Al mismo tiempo, la recogida separada y gestión diferenciada de los Biorresiduos es una de las formas más efectivas para dar cumplimiento a la Directiva 1999/31/CEE (adoptada por todas las legislaciones europeas), relativa al vertido de residuos, que pretende:
a)    Reducir drásticamente la entrada de material biodegradable en los vertederos, con la consiguiente reducción de las emisiones de metano asociadas a la degradación de la materia orgánica en condiciones anaerobias.
b)    Disminuir la contaminación de los materiales de recogida, transporte, selección, etc., de los residuos
c)    Impedir que ante el frecuente desbordamiento de los vertederos se recurra a la fácil y peligrosa salida de la incineración de los residuos, utilizándolos como combustibles en centrales térmicas, cementeras, etc.
d)    Evitar la mezcla de los biorresiduos con otros materiales recogidos también separadamente (papel, vidrio, envases, etc.,) ya que si se produjera la presencia de los mismos en esas otras fracciones,  comportaría una reducción de la eficiencia del aprovechamiento en su tratamiento y una pérdida de calidad de los materiales recuperados.

Si los biorresiduos son tratados conjuntamente con la llamada “Fracción Resto”, como ocurre con los recogidos en los contenedores verdes de la Comarca de Pamplona (prohibidos y/o eliminados ya en muchos países y regiones de Europa), acaban en mayor o menor medida rechazados por las plantas de tratamiento y, por tanto, finalizan de nuevo en los vertederos, manteniendo parte de su potencial de descomposición, o en las incineradoras, peor solución todavía que la de los anteriores.

Teniendo en cuenta la prioridad de prevenir este tipo de residuos una vez generados, una gestión adecuada debe poner en lugar preferente el compostaje individual y/o colectivo de los mismos, ya que ello permitirá alcanzar mejor los objetivos de reducción-prevención y posterior reciclado marcados por la normativa. No solo porque se incrementará el porcentaje de reciclado al incluir un nuevo material, el compost, sino también porque esa tarea preventiva, según se observa en la mayoría de los casos, genera una tendencia positiva en la separación del resto de fracciones, incrementando la  cantidad y calidad de los materiales recuperados.

Tras la prevención de biorresiduos vendrá, en el siguiente escalón de prioridades, el reciclaje-compostaje, sólo eficaz si se realiza tras sistemas de recogida selectiva cuidadosa, bajo gestión  municipal o mancomunada. En este caso, y partiendo de que la recogida selectiva de biorresiduos es un elemento crucial, su implantación y gestión posterior debe adaptarse a las necesidades de cada contexto. Existen diversas modalidades de ella, mejores cuanto mayor es la participación ciudadana y su educación ambiental, pero siempre sometidas al objetivo principal: el tratamiento de los biorresiduos que sea más eficiente y proporcione un mayor servicio social.

Julen Mendiguren
arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no