buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: PropuestasPropuestas
UPN vuelve a recortar en servicios sociales, un Área que sigue en declive.
Jueves, 12 de Septiembre de 2013
<< Volver
UPN vuelve a recortar en servicios sociales, un Área que sigue en declive.

La situación en el Área de Servicios Sociales empeora de día en día

 

A la conocida situación de masificación en algunas Unidades de Barrio y en algunos de los programas básicos de atención como los de Infancia e Inserción socio-laboral, se sumó hace meses un nuevo contrato de elaboración y suministro de comida a personas usuarias del Servicio de Atención a Domicilio (en adelante SAD), que suponía una importante reducción en los costes unitarios de comidas y cenas  para el ayuntamiento y ahora vuelven a recortar en otro servicio que es fundamental para personas de edad y con diferentes grados de dependencia, como es la Atención a Domicilio.

 

Hace meses que tuvimos conocimiento de que UPN quería lanzar un nuevo concurso para la contratación del Servicio de Atención a Domicilio, a pesar de que el contrato actual puede prolongarse hasta 2015.

 

Conscientes de ello hemos solicitado varias veces el tener conocimiento previo del nuevo pliego de condiciones y la posibilidad de hacer aportaciones desde la oposición, los profesionales y usuarios, pero eso no va con el estilo de gobernar de UPN. Ellos hacen y deshacen a su antojo, así que han aprovechado el verano para sacar el nuevo pliego, el 4 de julio y dando 20 días para la presentación de ofertas, todo ello sin haberlo presentado previamente en Comisión.

 

¿Por qué han actuado así?  ¿De forma opaca y de espaldas a los grupos municipales, a las trabajadoras y a las personas usuarias?

 

Es fácil de entender cuando se compara el nuevo pliego con el de 2010, ya que las condiciones han empeorado y mucho con respecto al concurso anterior.

 

Se exige más y se paga menos, trasladando una vez más a las trabajadoras familiares y otras personas empleadas ese recorte. Incluso se les exige trabajar gratis algunas horas.

 

Si la prestación del servicio puntuó en 2010 hasta 76 puntos, tres veces más que la oferta económica que puntuaba hasta 24 puntos, en el nuevo concurso se quedan respectivamente en 47 y 45 puntos, primando una vez más el precio ofertado sobre la calidad del servicio.

 

El precio hora baja de 27,5 euros a 26,41, pero además se admiten bajas de hasta un 20%, lo que puede considerarse sin ninguna duda como una baja temeraria, que podría llegar hasta los 21,13 euros/hora , lo que supondría una rebaja de más del 23% con respecto al precio de hace 3 años.

 

Pero no terminan ahí las diferencias. En el nuevo pliego, las reuniones de coordinación con las trabajadoras familiares y con el ayuntamiento no se contabilizan como horas trabajadas. Eso quiere decir ni más ni menos que, se les pide trabajar gratis, por encima del horario. Es inaudito que se pretenda no pagar por una de las funciones fundamentales de este servicio, como es la coordinación entre quienes atienden directamente a las personas usuarias del Servicio y las trabajadoras sociales de las  Unidades de Barrio. Estas labores de coordinación son las que deben velar porque el servicio sea adecuado y de calidad, proponiendo cuantos cambios sean necesarios para su adaptación a las necesidades cambiantes que se vayan dando.

 

A las empresas se les pide ahora una coordinadora por cada 250 usuarios, y una trabajadora social por cada 500, mientras que en 2010 solo se pedía coordinación por cada 275 usuarios. Y nos preguntamos, ¿cuánto van a empeorar las condiciones sociolaborales de las trabajadoras?.

 

Hay más cuestiones que no se resuelven de forma adecuada, como el teléfono de atención continuada a las personas usuarias, que se organiza de una forma que genera confusión y descoordinación entre las personas usuarias, lo que no garantiza una buena atención a las posibles incidencias.

 

A esto le llama UPN, no recortar en Servicios Sociales, o poner a las personas y sus necesidades en primer lugar. Frases que dicen de cara a la galería y que quieren esconder la realidad de unos Servicios Sociales en clara decadencia.

 

Todos estos recortes repercuten en la calidad del servicio evidentemente y tambien en las condiciones sociolaborales de las personas trabajadoras, en un sector tan necesitado de dignificación y reconocimiento, como es el de los cuidados a nuestros mayores y dependientes, en el que trabajan mujeres mayoritariamente. Sus condiciones laborales suelen ser peores y sus sueldos más bajos, además de la poca relevancia social que aún tienen este tipo de trabajos, que sin embargo son imprescindibles para nuestra sociedad.

 

Por todo ello, solicitaremos en el próximo Pleno la paralización de este nuevo concurso y la prórroga del contrato vigente, mientras instamos a UPN a cumplir con los acuerdos a favor de la unificación de todo el SAD en un único organismo público, como es la empresa municipal ASIMEC


Por otro lado, vemos imprescindible la reorganización de los recursos en el área municipal de servicios sociales.

 

Un área donde hay hasta 10 directivos, mientras en algunas Unidades de Barrio y en algunos programas como Infancia e Inserción sociolaboral no dan abasto. Los recursos se deben poner donde más falta hace.


En pamplona, hay personas y familias con una urgente necesidad de vivienda, gente que está siendo desahuciada o amenazada de desahucios, gente que tiene que elegir entre comer o pagar el alquiler, gente que no se atreve a solicitar ayuda porque ni siquiera tienen papeles y se han quedado sin ningún tipo de recurso.

 

Cada vez es más urgente destinar las viviendas municipales vacías a estas situaciones  de emergencia.

 

Y sin embargo UPN se sigue negando a reconocer que exista demanda de viviendas,  a la vez que se niega a debatir el borrador de ordenanza de viviendas municipales con las PAHs. Siguen teniendo una venda en los ojos ante el terrible problema de la vivienda.

 

UPN dice que no hay demanda mientras sigue destinando ayudas para pagar el alquiler a familias con dificultades, que podrían beneficiarse de un alquiler inferior en alguna de las viviendas municipales.

 

Las viviendas municipales deben servir para casos de emergencia social, para familias conocidas y valoradas por los Servicios Sociales de los barrios.

 

También para atender a personas abocadas a la calle, sin ningún tipo de recurso y que podrían ser alojadas en viviendas gestionadas por el equipo que lleva el Centro de Personas sin hogar, que se ha quedado pequeño.

 

Los problemas en la gestión de los Servicios Sociales crecen sin parar ante la impasividad de su dirección.

 

Nos posicionamos con el resto de grupos de la oposición en la denuncia de la falta de interés y la sumisión al Gobierno de Navarra en temas como la financiación de los dependientes severos que la ley marca como responsabilidad del Gobierno y que suponen mucho dinero al año.

 

Lo mismo ocurre con la reciente negativa del Gobierno a financiar la escuela taller de construcción, igual que pasó con la de Burlada el año pasado. Qué pasa ahí? Por qué no se ha concedido toda la cantidad que figura en la convocatoria. Ya hemos pedido explicaciones y actuaciones más allá de gestos para la galería como la Declaración Institucional del pasado Pleno a favor de las Escuelas Taller.

 

Recientemente UPN ha tenido que ampliar la partida para emergencias sociales en 40.000 euros que se suman a los 200.000 del presupuesto inicial y ya hemos preguntado cuanto más se necesitará hasta final de año. Otras ciudades como Vitoria destinan 2 millones al año y no les llega. Solo por comparar con ciudades de tamaño similar al nuestro.

 

Como deseo para el curso político que empieza, esperamos  que UPN y su equipo de gobierno, con el Señor Maya a la cabeza, sepan escuchar más atentamente las verdaderas demandas y necesidades de la ciudadanía  y sobre todo que procure darles respuesta con mayor agilidad.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no