buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: MunicipiosTudelaFracking
Propuesta sobre Bardenas Reales de Navarra
Viernes, 19 de Abril de 2013
<< Volver
Propuesta sobre Bardenas Reales de Navarra
MOCIÓN


Las Bardenas Reales es un territorio protegido legalmente con la figura de Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera.

Es un territorio singular con una extensión de 42.500 hectáreas en el que se encuentran hábitat esteparios, con retazos de bosque mediterráneo que acogen a una flora y fauna muy diversa.

La Comunidad de las Bardenas, que gestiona el territorio, está compuesta por 22 entidades congozantes (19 municipios, dos valles y un monasterio). En su Junta los frailes del Monasterio de la Oliva tienen el mismo voto que la ciudad más importante, Tudela, con 30.000 habitantes.

Las Bardenas, a pesar de la protección jurídica medioambiental que tiene reconocida, alberga en su seno desde 1951 el mayor polígono de tiro y bombardeo de la OTAN en Europa.

El polígono de tiro ocupa 2.222 hectáreas aunque los aviones militares, en la práctica, utilizan todo el espacio aéreo en un radio superior a los cincuenta kilómetros a la redonda.

Nunca se ha preguntado directamente a las poblaciones afectadas, las que lindan o tienen parte de su término municipal en las Bardenas, si desean o no la presencia del polígono de tiro y bombardeo.

Por encima de la voluntad de la ciudadanía, expresada en un referéndum, siempre han prevalecido los intereses militares.

Durante tres décadas, diversos Ayuntamientos navarros y el Parlamento navarro, tomaron sendos acuerdos encaminados a lograr el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas.

Su ubicación en nuestras tierras desde 1951, había motivado declaraciones de políticos navarros de todos los partidos, pidiendo ya en el 2001 que no continuase en las Bardenas. Ya en aquel momento, UPN-PP cedió a las pretensiones del Gobierno español con la excusa de darse un tiempo para buscar una nueva ubicación al polígono de tiro de las Bardenas, firmando un convenio hasta el 2008 con el firme compromiso de trasladar la instalación militar a otro lugar.

La Asamblea Antipolígono ya sospechaba que eso era una excusa dilatoria. La debilidad mostrada por las instituciones navarras en pro del desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas, dio fuerzas al gobierno Aznar para declarar la zona como de interés preferente para la Defensa. Fue esa después la principal excusa argüida por el Presidente de la Comunidad de Bardenas para negociar con el Ministerio de Defensa un nuevo convenio en el 2008.

Llegó el 2008 y las sospechas se vieron confirmadas. Pero al tándem UPN-PP se sumaba el PSOE, por entonces en el Gobierno español, que cambiaba su posición respecto al polígono de tiro por el hecho de pasar de la oposición al gobierno. No obstante, a pesar de que UPN-PP se mostraba entonces favorable a un nuevo convenio con Defensa y de que el PSOE en el poder sufría una metamorfosis que le alejaba de sus posiciones de antaño, el Ayuntamiento de Tudela era la excepción y sí  mantenía la unidad de todos los grupos políticos comprometiéndose a trasladar a la Comunidad de Bardenas su voto contrario a la continuidad del polígono de tiro.

Sin embargo, en la víspera de la votación, las ejecutivas de UPN y PSN dieron orden a sus grupos municipales de votar a favor de la continuidad del polígono de tiro en Bardenas. Los grupos cumplieron sumisamente el mandato, y tan solo Peralta votó contra el mantenimiento del polígono de tiro en las Bardenas.

Así, los otros 18 Ayuntamientos congozantes, incluido Tudela, los valles de Roncal y Salazar, y el Monasterio de la Oliva, en una triste Asamblea para la historia, dijeron sí a los inmensos gastos militares de las maniobras con fuego real en Bardenas, dijeron no a que esos gastos se utilicen en fines sociales y mejora de servicios públicos, y dijeron sí a las molestias y riesgos a los que nos exponen.

  Dijeron sí en definitiva al polígono de tiro,  con los votos favorables de UPN y PSN, permitiendo que el polígono de tiro de las Bardenas continuase durante 20 años más a cambio de la cesión condicionada de su nuda propiedad a la Comunidad de Bardenas, y, sobre todo, a cambio de un sustancioso aumento de la compensación económica a la Comunidad por parte del Ministerio.

Periódicamente se realizan por parte de aviones militares de la OTAN prácticas de tiro y bombardeo en las que se utiliza armamento real, y sobre las se mantiene un total oscurantismo sobre el tipo de munición que se está utilizando.

Es preciso contar con informes fiables y periódicos sobre las afecciones medioambientales y humanas producidas por cualquier tipo de munición utilizada y descartar terminantemente el uso no solo de uranio empobrecido, sino también de cualquier elemento generador de residuos tóxicos y peligrosos para la salud de personas, flora y fauna del entorno del polígono de tiro.

No se informa de los posibles efectos secundarios del armamento utilizado, del recorrido que realizan los aviones cargados de bombas antes de soltarlas, o de cual es la superficie de Parque Natural afectada por bombardeos que sobrepasan los límites del polígono de tiro.

Recordemos además que lo que en Bardenas son prácticas de tiro en los países en los que interviene la OTAN son bombardeos reales con víctimas reales.

En estos más de 60 años de existencia del polígono de tiro militar de las Bardenas han sido unos 30 los accidentes graves producidos.

En la lista de accidentes hay aviones estrellados, bombas perdidas, explosiones fuera del área de entrenamiento y la muerte de numerosos pilotos.

En algunos accidentes se ha rozado la tragedia. Así ocurrió por ejemplo en febrero de 1988 cuando cuatro depósitos de combustible se desprendieron de un F-16 y cayeron a 1000 metros de Cortes, o el 13 de marzo de 2000 cuando dos F-18 colisionaron en el aire y cayeron a menos de dos kilómetros de la ciudad de Ejea de los Caballeros (15.000 habitantes), solo un segundo de vuelo evitó la catástrofe, o también en abril de 2009 cuando se estrellaba un F-18 a segundos de vuelo del casco urbano de Valtierra.

Cada año han continuado los miles de entrenamientos y pruebas de armamento que habitualmente realiza el ejército del aire en Bardenas, incluyendo las Tormentas anuales con uso de misiles y fuego real.

Según informa el ejército del aire en su página WEB, “Este ejercicio es el más importante que realiza el Ejército del Aire a lo largo del año, tanto por el número de aeronaves, recursos e instalaciones implicados, como por la extensión geográfica afectada.

Durante la fase SIRIO se ponen en práctica los planes de Defensa Aérea que no están activados en tiempo de paz. La finalidad de esta fase es aumentar el nivel de adiestramiento del Mando Aéreo de Combate en las áreas de mando y control, tanto desde instalaciones fijas como desplegables.

También se ejercita la conectividad con entidades y sensores del Ejército de Tierra y la Armada integrados en el Sistema de Defensa Aérea… durante la fase TORMENTA se llevan a cabo misiones contra el poder aéreo enemigo y de apoyo a las fuerzas de superficie, mediante el planeamiento y ejecución de operaciones aire-tierra con empleo de armamento real.

En esta fase, las unidades implicadas despliegan a la Base Aérea de Zaragoza para utilizar el armamento aire-suelo real en el Polígono de Bardenas. Aquí el protagonismo recae en las unidades, y más en concreto en el adiestramiento en las áreas de planeamiento y ejecución en el nivel táctico…”

Y por si todavía hay alguien que piensa que aquí solo juegan a las guerras, la escueta información del ejército del aire concluye: “Este entrenamiento permite mantener engrasada la maquinaria interna del Ejército del Aire para que pueda reaccionar con la suficiente rapidez y eficacia en los momentos de crisis en los que el Gobierno estime necesario su intervención, como ocurrió el pasado año con la crisis de Libia.”

En diciembre de 2008 UPN y PSN apoyaron el mantenimiento por 30 años de un polígono de tiro y bombardeo que prepara a los ejércitos de la OTAN para sus misiones de guerra y destrucción por numerosos países, que provoca riesgo e inseguridad en la población de las localidades circundantes, y que atenta contra la preservación medioambiental de un territorio considerado Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera.

El desmantelamiento de este polígono de tiro y bombardeo es una exigencia sustentada en la defensa de la paz frente al militarismo y la guerra, en la necesidad de garantizar la seguridad de la población y en la preservación de los valores ecológicos de un territorio protegido como Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera.

Pero además hoy su cierre es también una necesidad social y económica.

Cuando estamos sufriendo una brutal crisis económica con niveles insoportables de paro y pobreza es más urgente todavía priorizar los gastos sociales frente a los gastos militares.

Son muchas las razones para cerrar el polígono de tiro y bombardeo de Bardenas Reales y muchas las preguntas por contestar.

¿Cuál es ese “armamento real”? ¿Qué riesgos corremos cuando experimentan y prueban dicho armamento y cuando “llevan a cabo misiones contra el poder aéreo enemigo”? ¿Por qué nadie nos explica los “riesgos reales” que estamos sufriendo?

Asimismo, mientras la Educación, la Sanidad, la ley de la Dependencia y otros servicios públicos ven peligrar su calidad, mientras se legislan copagos farmacéuticos, mientras funcionarios y pensionistas ven mermar sus ingresos y calidad de vida, mientras se envía al paro a tantas personas, ¿Cuánto cuestan los aviones de guerra, cuánto las armas que prueban, cuánto los traslados de los militares, aviones y armas? ¿Contra quiénes se dirigirán?

Demasiadas preguntas que nadie nos responderá. Demasiados años de riesgos y oscurantismo. Demasiado tiempo con una instalación militar que nadie quiere a su lado. Demasiadas paradojas con una instalación militar de ese calibre en medio de un Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. ¿Hasta cuándo? No es una pregunta retórica, es una pregunta: ¿hasta cuándo seguirá el polígono de tiro horadando las Bardenas, las conciencias, la paz, el medio ambiente?

Por todo ello el grupo municipal de Izquierda-Ezkerra en el ayuntamiento de Tudela propone al Pleno la aprobación de la siguiente,


PROPUESTA DE ACUERDO


1.- El Ayuntamiento de Tudela reclama al Ministerio de Defensa y a la Comunidad de Bardenas Reales el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas.

2.- El Ayuntamiento de Tudela apoya la XXVI marcha por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas a realizar el próximo 2 de junio de 2013.

3.- El Ayuntamiento de Tudela insta al Gobierno de España a que finalice la realización de las operaciones Sirio-Tormenta, y a que los recursos económicos destinados al Polígono de Tiro, y a la realización de las prácticas de tiro y bombardeo, sean destinados a gastos sociales y a combatir el paro.

4.- El Ayuntamiento de Tudela insta al Gobierno de Navarra a que, mientras se mantenga el polígono de tiro en Bardenas, realice los controles y análisis necesarios de cara a garantizar que no se realizan en Bardenas experimentos o prácticas militares nocivos para la salud de la población.

5.- El presente acuerdo se remitirá al Gobierno de Navarra, al Ministerio de Defensa, a la Comunidad de Bardenas y a la Asamblea Antipolígono.

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no