buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico
UPN sóla y alejada de la gente, les falta cultura de participación
Viernes, 21 de Diciembre de 2012
<< Volver
UPN sóla y alejada de la gente, les falta cultura de participación

UPN está sola en la gestión, no cuenta con nadie y además se aleja de la gente. Ni cree ni practica la participación ciudadana y eso se nota mucho en su propuesta de presupuestos:

•    Si en algo se nota que a UPN no le ha interesado consensuar, ni hacer unos presupuestos participativos , es en que no han consolidado en su propuesta casi ninguna de las partidas aprobadas el año pasado, como modificaciones presupuestarias. Las partidas de subvenciones y las diversas convocatorias de actividades de tipo social, educativo, cultural y especialmente las de euskera se presentan heridas de muerte. No  hay dinero para bibliotecas ni libros, las actividades en euskera se reducen todavía más, se condena al cierre a asociaciones con actividades insustituibles, como por ejemplo la AA pro derechos de las mujeres maltratadas, por poner solo un ejemplo y la cultura se considera algo prescindible.

•    Las actividades en euskera han pasado de casi 374.000 euros en 2010 a 302.500 en 2011, con el recorte de octubre de ese año. En 2012, a pesar de las enmiendas de la oposición no se va a llegar a ese gasto y para 2013 proponen 192.000 euros, una reducción del 36% con respecto a lo gastado el año pasado y del 49% con respecto a 2010.

•    Sin embargo al gasto en Sanfermines no le afectaron los recortes de octubre de 2011 y en 2012 se ha gastado apenas 30.000 euros menos de un presupuesto de más de 1,6 millones que se mantiene para 2013.

•    Pasa algo similar con los programas culturales propios que en 2012 han recuperado los recortes aplicados en 2011, gastando 117.000 euros más y que en 2013 se plantea una reducción de 40.000 euros, pasando de 700.000 euros.

•    Donde se aprecia el hachazo en toda su crudeza es en los programas de colaboración, en las subvenciones y convenios con la amplia red cultural de la ciudad, en la que recortaron 44.000 euros en 2011, sobre un gasto total en 2010 de 1,96 millones. En 2012, a pesar de las modificaciones presupuestarias se han gastado 27.000 euros ,menos y para 2013 proponen casi 300.000 euros menos y no llega a 1,6 millones (19% menos que en 2010)

•    En unos momentos en los que proliferan plataformas e iniciativas solidarias de todo tipo, UPN sigue mirando por encima del hombro y para atrás, negándose a colaborar, coordinarse y consensuar con la amplia red social que existe en Iruña-Pamplona.

•    No sólo disminuye presupuestos y ayudas de forma selectiva sino que actúa en contra de las propias necesidades sociales. Con el 50% de la población joven en paro, no busca financiación ni presenta una sola iniciativa de empleo juvenil. Con barrios como Mendillorri donde viven 3300 menores de 18 años, no sólo no extiende los equipos preventivos y las actividades de ocio y tiempo libre a todos los barrios, despreciando fuentes de financiación y la experiencia en los 5 barrios donde se trabaja con éxito desde hace 20 años, sino que intenta destruir este modelo de trabajo mediante un concurso público al que ha invitado a empresas del sector y en el que prima la rebaja económica más que cualquier otro aspecto.

UPN gestiona los locales municipales de forma selectiva y discriminatoria

Se expulsa de forma arbitraria a colectivos vecinales de locales, como ocurrió en Mendillorri en febrero pasado y aún no se han reunido con ellos para normalizar la situación. Se niega a dar locales a colectivos como REAS, cuyo proyecto generaría puestos de trabajo además de sensibilizar a la sociedad en algo tan necesario como la economía solidaria y sostenible o ni contesta, cuando la Plataforma de Afectados por las Hipotecas le solicita un local para atender a las mas de 50 personas que se reúnen todos los jueves por la tarde en Pamplona.

Y qué decir de los distintos órganos de participación que UPN tarda tanto en constituir, a los que no da ninguna capacidad de nada y que solo quiere como objetos decorativos. Como ejemplo el Consejo Social de la Ciudad sigue sin constituirse, y debería haber hecho en 2004. Un Consejo que bien constituido, tendría mucho que decir de estos presupuestos y de lo poco que se adecuan a las necesidades actuales de la ciudadanía.

Estos presupuestos son un traje al que le sobran hombreras y tiene grietas en los zapatos, grietas por donde se cuela el dinero mal gastado y por donde entran la humedad y el frío que amenaza al estado de bienestar que tanto ha costado conseguir.



arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no