buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en: Elecc. Generales
Un político un sueldo. No a las cesantías indecentes
Viernes, 4 de Noviembre de 2011
<< Volver
Un político un sueldo. No a las cesantías indecentes
Si hemos elegido este emblemático lugar para esta comparecencias ante ustedes es porque hace poco conocimos que  cuatro destacados miembros de UPN (Sanz, Barcina, Miranda y Maya) cobraban alrededor de 60.000 euros anuales en dietas por su pertenencia a la Junta de Fundadores, un órganos consultivos, sin capacidad de actuación y sin responsabilidades de sus integrantes. Conocida la noticia, el órgano ha sido extinguido, pero sus miembros no han reembolsado las cantidades cobradas.

Este es, desde luego, un ejemplo de prácticas poco éticas. Pero hay más.

Entre nuestra clase política tenemos tres tipos de prácticas que queremos denunciar y para las que ya hemos adoptados iniciativas legislativas.

La primera de ellas hace referencia a personas que han ocupado altos cargos en el Gobierno y que han cesado ya en sus funciones. Sabemos que le ley les otorga 2 años de cesantías (4.000 euros mensuales) hasta que encuentren trabajo en el sector privado. Pero entre estas personas hay algunos funcionarios cuya reincorporación al puesto de trabajo puede ser inmediata. Sin embargo, prefieren estar 2 años de vacaciones cobrando del erario público sin reintegrarse a su trabajo. Este comportamiento es indecente e inmoral. Y tenemos nombres y apellidos proporcionados por los propios servicios parlamentarios.

En segundo lugar tenemos miembros del anterior Gobierno que son parlamentarios/as en la actual legislatura y que han optado por la modalidad de cobrar dietas al tiempo que simultanean el cobro de cesantías. (otros 4.000 euros mensuales) De forma que un parlamentario de estos nos cuesta a los navarros lo de dos. No hay derecho, esta práctica es indecente e inmoral y también la denunciamos.

No nos parece ético que se pongan tantas trabas al cobro de la renta básica y a la renovación de la misma, cuando los altos cargos pueden pasearse tranquilamente durante dos años, negándose a incorporarse a sus trabajo de funcionario, en un caso, o cobrando de dos fuentes en el otro. Con lo que Yolanda Barcina cobraba en una hora de dieta en la Junta de Fundadores, se pagan 4 Rentas Básicas. No hay derecho.

Por último, tenemos en la Administración que cobran incluso más que el salario fijado por el parlamento para la presidenta del Gobierno. No nos parece bien, y también se trata de corregir esta situación.

Por esto, hemos presentado en el Parlamento dos iniciativas legislativas para regular y ordenar toda esta situación de comportamientos inmorales.  La primera de ellas hace referencia al cobro de cesantías, que se sometió al Pleno y fue rechazada por el Gobierno UPN-PSN. La segunda, todavía sin debatirse en Pleno, trata de regular el hecho de que un político un sueldo y, además, fijado por el Parlamento y púbico. Si como consecuencia del desempeño del cargo, exige la presencia en órganos diversos (Consejos, comisiones….) el montante de la remuneración total debe quedar fijado de manera clara en los presupuestos y conocido por todos. Sólo de esta manera se devuelve la confianza a la ciudadanía en unas Instituciones desprestigiadas.

No son humaradas lo que proponemos. Tiene pleno sentido, más teniendo en cuenta la grave crisis económica que padecemos y, sobre todo, teniendo en cuenta que ya en 1995 la Cámara de Comptos aconsejaba que la totalidad de las retribuciones de los cargos políticos estuvieran recogidas en los presupuestos y fueran de conocimiento general.
arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no