buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en:
Sobre la Modificación del PSIS de la Misericordia
Miércoles, 15 de Agosto de 2018
<< Volver
Sobre la Modificación del PSIS de la Misericordia

Antecedentes:

En octubre de 2014 el Gobierno de Navarra, con UPN en el poder, aprobó un PSIS (Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal) para instalar en terrenos de la Misericordia, en el centro de Pamplona, un Gran Centro Comercial (alias “hipermercado”) de unos 4.600 m2 de ventas, más otros 18.000 m2 en edificios “residenciales” destinados a Hotel, Residencia de estudiantes y Residencia de personas mayores, ninguna vivienda.

Entonces Izquierda-Ezkerra presentamos nueve alegaciones a este Plan, en las que sintéticamente, pedíamos al Gobierno que no aprobara este Plan porque:

A.- Si la Misericordia, propietaria de los terrenos, es una sociedad participada por el Ayuntamiento de Pamplona, debería gestionar sus propiedades pensando en las necesidades de la mayoría de la ciudadanía, en especial de la gente más necesitada, y no sólo en sacar el máximo de beneficio económico, por lo que le pedíamos que se pudieran hacer viviendas públicas en alquiler para la gente más perjudicada por la crisis, en vez de hoteles y residencias privadas para la gente con más medios;

B.- Si de verdad estamos por apoyar al pequeño comercio de cercanía, de barrio, no tiene sentido favorecer que se implanten hipermercados en el centro, que van a suponer la puntilla para estos pequeños comercios que proporcionan mucha más vida social y vecinal, más puestos de trabajo y de mayor calidad que las grandes superficies gestionadas por capitales sin ninguna vinculación social con nuestra gente.

C.- Si de verdad estamos por escuchar las opiniones de la ciudadanía y por debatir sobre cómo deben ser nuestras ciudades, se deben hacer procesos de participación vecinal más serios que el paripé que hizo aquel Gobierno en la tramitación de este PSIS.

D.- Un Estudio de la Movilidad afectada por estas grandes superficies no debería limitarse  a medir coches y aparcamientos, sino a estudiar y proponer medidas que favorezcan formas de moverse menos contaminantes y más urbanas: en bici, a pie, en Bus, aportando soluciones que releguen al coche a un segundo término a la hora de moverse por nuestros barrios.

Sobre la actual Modificación:

La última Modificación de este PSIS (julio 2018) sólo propone una reducción de las plazas de aparcamiento subterráneas que tienen que construir (de 415 a 277). Es un detalle menor frente al resto de implicaciones negativas que esa gran implantación va a suponer para el vecindario cercano pero, ya que lo piden y supone además un ahorro para los promotores, el actual Gobierno podría haber aprovechado para reducir el impacto negativo de esos grandes negocios privados, por ejemplo:

- Exigiendo un Estudio de Movilidad más completo en el que se propongan medidas que favorezcan otros modos de moverse menos contaminantes, obligando a tomar medidas prácticas para reducir riesgos de peatones y ciclistas en ese entorno tan dominado por los coches,

- Obligando a invertir una parte de esa inversión que se va a ahorrar el promotor al hacer menos aparcamientos, en mejoras para el barrio colindante (Abejeras), tanto urbanísticas como de mejora del comercio de barrio,

Es bueno que se hayan reducido las plazas de aparcamiento de rotación en el centro de Iruña, para no favorecer que nos movamos en coche cuando hay otros modos más agradables para la convivencia y para la salud, pero sería mejor que ese ahorro de inversión en coches, se tradujera en inversiones que faciliten  esos otros modos de moverse más saludables.

Por otro lado, resulta contradictorio que los partidos  del Gobierno actual, que tanto protestaron, y con razón contra UPN, por abusar de los PSIS para implantar actividades que no convencían a la ciudadanía cercana afectada ni a sus Ayuntamientos, sigan utilizando estos métodos para saltarse la autonomía municipal en materia de urbanismo, para seguir el mismo camino que sus antecesores en vez de reducir la utilización de PSIS a los mínimos imprescindibles para lo que fueron creados.

En ese sentido, Izquierda-Ezkerra ha presentado una alegación a la totalidad de la Modificación del PSIS del Gran Centro Comercial "Casa de Misericordia" aprobada por el gobierno actual y publicada en el BON de 11 de julio de 2018.

Porque entendemos que la Modificación no es sustancial sino pormenorizada, al limitarse sólo a disminuir las plazas de aparcamiento y por tanto debería presentarse y tramitarse ante el Ayuntamiento de Pamplona y no ante el Gobierno de Navarra.

Resulta chocante también que los propios promotores de la Modificación admitan que el estudio de tráfico realizado aconseja 179 plazas de aparcamiento, pero que la normativa urbanística de Pamplona que debe cumplirse exige una plaza de aparcamiento por cada 75 m2 comerciales y por eso proponen construir 277 plazas.

Esto indica que el Ayuntamiento de Pamplona, si quiere de verdad promover otro modelo de ciudad más sostenible y más saludable, debe revisar con urgencia su normativa urbanística en muchos aspectos de gran calado, dado el retraso que llevamos tras años y años de favorecer el uso del coche privado y los intereses de grandes grupos económicos.

 

Grupo Municipal de Izquierda-Ezkerra en el Ayuntamiento de Pamplona.


arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no