buscar
castellano
  Berri
comparte por correo electrónico

Archivado en: Sanidad
Jueves, 30 de Abril de 2015
<< Volver

El Juzgado de Instrucción número 1 de Aoiz ha decretado el sobreseimiento libre y el archivo de una querella criminal presentada por la consejera de Salud, Marta Vera, contra una auxiliar de enfermería del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) que publicó una carta en un periódico en la que criticaba la externalización del servicio de alimentación hospitalaria y su funcionamiento y calidad desde que comenzó a gestionarlo Mediterránea de Catering.

   El auto, que es firme, ha sido dado a conocer este jueves por Izquierda-Ezkerra en una rueda de prensa en la que ha comparecido la trabajadora denunciada, Sagrario Berrozpe, junto a la abogada Begoña Alfaro, la parlamentaria de la coalición y número dos de la lista de I-E al Parlamento foral, Marisa de Simón, y la cabeza de lista al Ayuntamiento de Pamplona, Edurne Eguino.

   En la carta, publicada el 21 de julio de 2014 en Diario de Noticias, la trabajadora consideraba que lo que ocurre con el servicio de comidas "está adquiriendo tintes dantescos" y señalaba que llega un momento en el que se pregunta si "no estamos lindando ya la prevaricación e incluso el cohecho". "Algo obtiene Mediterránea de Catering y algo la consejería de Salud, o vete a saber quién", apuntaba.

   Ante estas manifestaciones, y tras celebrar un acto de conciliación en el juzgado, que finalizó sin acuerdo, la consejera de Salud, a través del servicio jurídico del Gobierno, presentó una querella criminal contra la trabajadora por un delito de calumnias con publicidad al considerar que en la carta se le imputaba "la comisión de un delito de prevaricación y cohecho".

   Finalmente, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Aoiz acuerda el sobreseimiento libre y el archivo de la causa al entender que no hay "ningún indicio" de la comisión de un delito de calumnia. "No se da imputación de tales hechos concretos y ni siquiera se imputan los generales, ni los tipos referidos a persona concreta, sino a toda una consejería, la de Salud", agrega.

   Además, en el auto se indica que "no puede afirmarse que concurra, al menos en sede penal, ataque al honor", dado que "no se cuestiona el honor de una persona en contrato", que además se trata de "un perfil público sujeto a crítica". "La libertad de expresión como derecho fundamental puede entrar en conflicto con el derecho al honor y según que circunstancias y casos debe prevalecer la primera", agrega.

   La representante de I-E Marisa de Simón ha criticado que Marta Vera interpusiera una querella "injustificada y sin sentido a costa del erario público" con el único objetivo, según ha dicho, de "satisfacer su ego". En su opinión, esta actuación evidencia "el estilo prepotente e impositivo" de la consejera, que "no encaja bien las críticas".

   Además, ha criticado "el mal hacer de Vera y su equipo en la gestión de la sanidad pública" durante esta legislatura y ha puesto en valor el papel de los trabajadores, ya que, en su opinión, "pese a los recortes y el tratamiento injusto, e incluso en ocasiones vejatorio, han sabido mantener sus opiniones, ser firmes y defender la sanidad pública".

LA TRABAJADORA DICE QUE LE "SORPRENDIÓ" LA QUERELLA

   Por su parte, Sagrario Berrozpe, la auxiliar de enfermería a la que se interpuso la querella, que es militante de Izquierda-Ezkerra y Solidari, ha señalado que le "sorprendió" esta decisión de la consejera, dado que en sus 33 años de trabajo "no es la primera vez" que hacía una crítica pública. Además, ha considerado "llamativo" que se presentara la querella contra ella cuando el servicio de comidas "ha sido criticado por todo el mundo".

   "Todo lo que pongo en la carta lo puede constatar todo el mundo todos los días", ha expuesto Berrozpe, para señalar que se imagina que la consejera dio el paso de presentar una querella contra ella para "intentar doblegarnos a los más rebeldes". "Éticamente tenemos la obligación de hacer una crítica contra el descalabro del servicio de comidas. No se puede actuar con impunidad y cometer este tipo de tropelías", ha sostenido.

   Finalmente, la abogada Begoña Alfaro ha opinado que la interposición de la querella "obedece a un ánimo de satisfacción personal" y ha criticado que "esta temeridad la hemos sufragado todos los navarros". Además, ha lamentado las "repercusiones penales muy graves que podría haber tenido la trabajadora por una acción infundada".

arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no